TALLER EXPRESS FOTO FLASH DE MANO

Sábado 5 de abril en Móstoles

De 16:00 a 21:00 horas.
50 €

Contacto: asis147@gmail.com

Dirigido a todos aquellos fotógrafos aficionados que tienen miedo al flash de mano, que lo tienen aparcado porque no saben usarlo, que simplemente lo utilizan en modo automático o programa con la cámara… En definitiva para todos aquellos que se pierden con términos como TTL, SCA, dedicado, sincronismo…

Aprenderás:

  • Como trabajar en TTL, automático y manual.
  • Cuando y por qué utilizar estos modos.
  • Que velocidad de obturación utilizar.
  • A utilizar el flash directo y rebotado.
  • Como utilizar el flash de relleno.
  • Como utilizar el flash fuera de cámara..
  • Como combinar luz ambiente con luz de flash.
  • Que accesorios controlan y dirigen la luz.
  • Que tipos de baterías y cargadores existen en el mercado.

fotosweb062

Todo ello con prácticas desde el primer momento, para que le saques partido a tu flash. El horario es de tarde para poder hacer fotos en exteriores adecuadamente.

Necesitarás tu propia cámara y flash. No importa la marca de tu equipo (Canon, Nikon, Metz, Nissin, Glossy, Yongnuo, etc).

Y por supuesto ganas de pasarlo bien.

Anuncios

“Photo Rescue Project” de Fuji

De todos es conocido el valor intrínsico, especialmente emocional, de nuestras imágenes familiares, esas que recopilamos en álbunes y que nos permiten reconocer nuestro pasado. Pero no reflexionamos sobre ello hasta que ocurre una tragedia y perdemos ese vínculo con nuestra historia personal. Recuerdo las declaraciones televisivas de una de las víctimas del terremoto de Lorca,  que con riesgo evidente entró en su casa tras el siniestro y lo primero que rescató fué su album familiar.

Viene esto al hilo del terrible maremoto japonés que también ha afectado al patrimonio fotográfico tanto de particulares como de instituciones públicas. Por ello Fujifilm ha lanzado su Proyecto de salvamento de fotografías (Photo Rescupe Project) mediante el cual 30 técnicos de la empresa facilitan asistencia técnica in situ por rotación, ayudados por más de 100 empleados voluntarios en turnos rotatorios.

La empresa proporciona dos tipos de ayuda:

Asistencia técnica:

  • Se proporciona información sobre diferentes formas de limpiar las copias fotográficas de acuerdo a los daños producidos, a través de diversos canales informativos como internet, laboratorios, televisón y radio en las áreas afectadas.
  • Se aporta todo el conocimiento de la firma sobre el tema a los voluntarios y autoridades locales que trabajan recolectando imágenes en los centros de evacuación.

Asistencia material:

  • Se proporcionan herramientas y consumibles a todos los colectivos involucrados en la recuperación de imágenes.
  • La ayuda viene canalizada gracias a la aportación de establecimientos fotográficos, foto clubs y estudios fotográficos que desinteresadamente colaboran en el proyecto.
Esta iniciativa no es nueva. Las inundaciones  producidas por el huracán Katrina en Estados Unidos en 2005, con desvastadores efectos, tuvo unas consecuencias similares. En este caso hay que destacar la labor no de una empresa sino de una fotógrafa y profesora de fotografía, Katrin Eismann, quien con sus alumnos realizó una labor semejante pero de dimensiones más modestas.
Si bien he tenido la suerte de no tener que sufrir un tsunami o terremoto si he perdido parte de mi archivo digital gracias a la maravillosa informática… pero eso ya es otra historia.

 

 

 

 

Las fuentes de la memoria

Tomo prestado el título de una de las publicaciones del fotohistoriador Publio López Mondejar a cuenta de una visita al album de fotos familiar, que con tanto mimo visita mi madre y cómo no, yo también. No es el mejor de los soportes precisamente, con páginas anilladas en carton y acetato con pegamento. Y digo esto porque el otro día salió en antena3 una noticia sobre el tema, en la que un restaurador hablaba sobre el asunto, poniendo como ejemplo de la mala praxis la utilización de hojas de acetato adhesivas, tan populares en los álbunes fotográficos de los aficionados, pero que alteran el ph de la imagen con nefastas consecuencias. Como el que tiene mi madre.

Al hilo de lo anterior, sírvame esta entrada como nueva categoría, dedicada a la conservación fotográfica, que tantos desvelos me produce. Recordemos que se ha celebrado recientemente en la ciudad de Logroño, del 20 al 23 de junio, un congreso sobre restauración fotográfica, Fotoconservación 2011, al amparo del proyecto La Rioja en la memoria. Dichas jornadas, de cuyas conclusiones me haré eco si el tiempo no lo impide, han contado con la presencia de uno de los gurús de la conservación fotográfica, el estadounidense Grant Romer, así como de primeros espadas de la materia como Henry Whilhelm, Paul Messier  y Fernando Osoio entre otros, dirigidas por Angel María Fuentes, director de CAAP (Conservación y Acceso de Archivos Patrimoniales).

El congreso ha dado lugar a una web, www.fotoconservacion2011.org, que se hará eco de aspectos históricos, técnicos y científicos. A día de hoy no existe uniformidad de criterios sobre el tema y que va siendo hora de unificarlos para preservar las fuentes de la memoria, de nuestra memoria.

En la imagen Grant Romer, quien en un arrebato poético ha definido la fotografía como un poema que es capaz de detener el tiempo.